Aceros inoxidables ferríticos

By | 3 enero, 2014

Los aceros inoxidables ferríticos son esencialmente aleaciones binarias hierro-cromo,tienes un contenido en cromo comprendido entre 12 – 30% Cr.

Los aceros inoxidables son aleaciones a base de hierro, cromo, carbono y otros elementos, principalmente níquel, molibdeno, manganeso, silicio, etc… La norma considera a los aceros inoxidables como aquellas aleaciones ferrosas que contienen cromo en una proporción mínima del 11%.


La propiedad más característica de estas aleaciones es la de resistir muy bien la corrosión; esto se debe a su propiedad pasiva en un ambiente suficientemente oxidante (por ejemplo aire) por medio de la formación de una película superficial de óxido de cromo. En estas condiciones se habla de acero inoxidable en estado pasivo.
Se distinguen esencialmente 3 familias de aceros inoxidables:

Martensíticos.
Ferríticos.
Austeníticos.

Los aceros inoxidables ferríticos son esencialmente aleaciones binarias hierro-cromo, que se caracterizan por lo siguiente,Un contenido en cromo comprendido entre 12 – 30% Cr.Un contenido en carbono menor del 0.12% C.

Poseen una estructura cristalina BCC (cúbica centrada en el cuerpo), lo que les confiere una buena resistencia mecánica y una ductilidad moderada, derivadas del endurecimiento por solución sólida y endurecimiento por deformación.
Resistencia a la corrosión de moderada a buena (que se incrementa con el contenido en cromo).
Conformabilidad moderada.
Soldabilidad pobre (se limitan las uniones por soldadura a calibres delgados).
No pueden ser tratados térmicamente (no admiten temple).
Son magnéticos.
Pueden trabajarse tanto en frío como en caliente.
Buena estampabilidad.
En estado de recocido presentan máxima ductilidad y resistencia a la corrosión, y mínima dureza.
Relativamente económicos.

El cromo tiene la misma estructura cristalina que el hierro (BCC), extendiendo la región de fase α y suprimiendo la región de fase γ. Como resultado se forma un bucle de austenita (bucle gamma) que a partir del 19 % Cr desaparece completamente.
A temperaturas elevadas presentan una resistencia menor que los aceros inoxidables martensíticos, pero su resistencia a la corrosión y formación de cascarilla es generalmente mayor.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *