Gases utilizados – TIG

By | 12 abril, 2014

Una de las cosas más importantes que debemos saber sobre los gases de protección en el proceso TIG es que estos gases protectores son siempre gases inertes, lo que quiere decir que este gas no es reactivo bajo determinadas condiciones de presión y temperatura.

En un pricipio, en este proceso la utilización de Helio estaba muy extendida, ya que fue un proceso desarrollado en Estados Unidos, y este país tiene yacimientos naturales de He. Pero pronto se descubrió que el Argón – Ar
ofrece unas cualidades superiores a este gas, son estás prestaciones las que hacen que el gas más utilizado ahora sea el argón.

El argón frente al helio tiene mucha más densidad, es diez veces más denso que este, así que tiene mucha más tendencia a descender en el baño de fusión, por lo que nos asegurará una protección superior a la hora de realizar el proceso de soldadura.

Para obtener la misma protección con el helio que con el argón, en las mismas condiciones, necesitaremos triplicar el caudal de gas este. Esto supone un gasto economico mayor, lo que presenta un gran inconveniente. Además el helio es mucho más caro que el argón asi que solo en terminos economicos, no sería rentable. Pero dejando el precio a un lado, la velocidad de soldadura con argón es mucho mayor, como comentabamos antes, el argçon es mucho más denso que el helio, lo que nos permite una mayor velocidad de avance.

El poder ionizante del helio es menor que el del argón, por lo que la tensión de arco es cerca del 75% más grande con helio que con argón. Por contra, el helio proporciona un mejor rendimiento calorífico, y este aporte de calor más intenso aporta una penetración muy fuerte, lo que es idóneo para procesos de fabricación en automático. Además, la utilización del helio se hace interesante en particular para la soldadura de metales buenos conductores del calor, como el cobre o el aluminio.

En contrapartida, el helio está caracterizado por un arco menos estable y un cebado más difícil, debido precisamente a su poder ionizante bajo.

Mezclas de argón y helio aseguran un compromiso entre las ventajas e inconvenientes. Igualmente, para conseguir mayores rendimientos en soldaduras manuales o automáticas, existen en el mercado mezclas a base de argón con un 3, 56 10°% de hidrógeno, que le confieren dos efectos favorables. Aumenta la temperatura, por lo que permite mayor penetración o mayor velocidad. Sucede un efecto de limpieza, ya que el hidrógeno es reductor y, por tanto, tiene la capacidad de eliminar óxidos.

 

El nitrógeno no puede emplearse como gas inerte, ya que, aunque lo es a temperatura normal, a la del arco eléctrico se disocia, por ser un gas diatómico, y se combina con el metal de soldadura, produciendo nitruros. Como salvedad está el cobre, donde el nitrógeno no forma nitruros. En este tipo de soldadura, se utiliza nitrógeno solo o combinado con argón al 50%.

Sobre aceros inoxidables, aceros aleados y metales nobles como por ejemplo el titanio, es muy aconsejable asegurar una protección por debajo de la zona de soldadura a través de un gas generalmente de la misma naturaleza que el de protección. Su caudal será función del recinto que deba protegerse.

El aluminio no necesita protección por debajo de la zona de soldadura. Para los aceros no aleados tampoco es necesario, pero su presencia mejora el estado de la superficie y alrededores de la penetración.

Algunos fabricantes han experimentado con mezclas de argón y helio con excelentes resultados. Para la sol­dadura de aluminio y sus aleaciones, la mezcla de argón y helio permitirá mayores velocidades y más penetración de la soldadura que el argón por sí solo. De todos mo­dos, se tienen las principales ventajas de éste, con mayor facilidad para formar el arco, mejor acción de limpieza y menor consumo de gas.

En fechas recientes, se han te­nido buenos resultados con adiciones de hidrógeno y nitrógeno al argón para soldar los aceros inoxidables, pues evitan la decoloración del cordón en el metal. El argón, mucho más denso que el helio, da mejor protección cuando se suelda hacia abajo. El helio dará mejor protección para soldadura en posiciones incómodas (en especial sobre la cabeza) porque no es tan denso. Aun­que con el helio se pueden lograr un arco más caliente y mejor penetración, es probable que se produzca defor­mación del metal base si se utilizan secciones delgadas. Por tanto, en las industrias, se utiliza el argón para sec­ciones de metal delgadas.

3 thoughts on “Gases utilizados – TIG

  1. charlys

    muy buena la informacion k dan y muy biem detalla gracias,,un abrazo.

    Reply
  2. gelu

    por favor me puede decir que tipo de argon se gasta para soldar con tig .Arcal 1, o arcal 21.Gracias

    Reply
  3. admin Post author

    Para Tig el arcal 1 99,997% de pureza.Te dejo los enlaces a los pdfs…

    Soldadura MIG (GMAW)
    De las aleaciones ligeras y las aleaciones cuprosas. Se trata de un gas argón de alta calidad que facilita una excelente protección y un arco estable a baja intensidad de corriente. Puede revelarse como insuficiente cuando se trata de obtener fuertes penetraciones, una buena productividad o de asegurar una buena compacidad. A elevada intensidad, la radiación del arco bajo atmósfera de argón puede plantear el problema de la emanación de ozono, particularmente en la soldadura de aluminio puro.

    Soldadura TIG (GTAW)
    De los aceros inoxidables.Argón de calidad superior, recomendado para los trabajos realizados dentro del marco del aseguramiento de la calidad (trazabilidad del producto, pureza). El argón asocia a un fácil cebado del arco una buena protección del baño de fusión. También utilizado en la soldadura TIG (GTAW) de las aleaciones de: aluminio, cobre, titanio, circonio, tántalo. Por razones metalúrgicas, solo los gases inertes pueden ser utilizados para proteger estos metales cuando son llevados hasta su fusión por el arco eléctrico.

    Soldadura PLASMA (PAW)
    como gas plasmágeno debido a su bajo potencial de ionización.

    arcal 21

    Soldadura MAG (GMAW)
    De los aceros no aleados y débilmente aleados.
    Adaptado a los regímenes de cortocircuitos y pulverización axial, puede ser utilizado también en régimen pulsado.
    Permite obtener una soldadura bien penetrada con una tasa de proyecciones y humos particularmente reducida.
    Asociado a una regulación de tensión baja y elevadas velocidades de hilo, el ARCAL 21 permite obtener velocidades de soldadura elevadas en aplicaciones automatizadas o robotizadas.

    http://www.alspecialtygases.com/Files/ARCAL_1_datasheet_1605.pdf

    http://www.alspecialtygases.com/Files/ARCAL_21_Datasheet_1607.pdf

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *